martes, 29 de marzo de 2016

Magia brujería, magia blanca, embrujos, amarres de pareja.

tarot por visa, tarot telefónico, Videntes económicos y baratos, Magia brujería, magia blanca, magia negra, hechicería, embrujos, amarres de pareja.


Magia brujería, magia blanca, magia negra, hechicería, embrujos, amarres de pareja.


Como dije anteriormente, la Magia encierra muchos misterios y secretos que es preciso que el aprendiz adquiera de a poco y con paciencia, o de lo contrario su propio deseo de aprender ya lo conducirá hacia el fracaso. La Magia no siempre resulta o no da el resultado que esperábamos solo porque nosotros estamos impacientes, o porque en el apuro hicimos algo mal. Los hechiceros y las brujas somos seres humanos que hemos desarrollado ciertas capacidades y tenemos la facilidad para entrar en estados mentales diferentes, pero todo gracias al esfuerzo y la constancia. Antes expliqué que en este manual para el aprendiz de hechicería (nivel 1), solo centraríamos la atención en la Magia Menor o Manipulativa. Ningún iniciado puede considerarse brujo o bruja si mínimamente no domina antes el arte de la dominación y la fascinación. Un hechicero consigue lo que quiere y satisface su deseo. ¿Quién no deseo alguna vez ser capaz de dominar o controlar a otra persona?, ¿Quién no deseo alguna vez enamorar a ese chico/a tan solo con mirarlo/a a los ojos? La lista sería interminable. El deseo de poder y dominación está muy arraigado en el corazón de los hombres y para un hechicero esto es una cosa sencilla, algo de todos los días. Por eso, antes de intentar conjurar o lanzar una maldición o hechizo, el iniciado deberá ser capaz de “dominar” utilizando su APARIENCIA FÍSICA”. La mujer sexy, la mujer tímida, el hombre con porte “siniestro” …no importa la buena apariencia, como dije más atrás, sino saber “jugar” con lo que tenemos y sacar provecho de eso para lograr que la persona se interese por nosotros y nos de lo que queremos (sexo, amistad, bienes materiales, que dependa de nosotros, que nos busque, que deje de odiarnos, etc.). Si bien todas las personas, sin ser hechiceras utilizan de una u otra forma sus encantos para atraer y lograr un objetivo, muy pocas veces les da resultados porque no tienen las herramientas necesarias para potenciar al máximo sus apariencias o bien porque lo hacen de manera inconsciente e inapropiada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario