jueves, 31 de marzo de 2016

MAGIA BRUGERIA COMO DOMINAR, FASCINAR Y ENCANTAR.


tarot por visa, tarot telefónico, tiradas de tarot tarot barato, Videntes económicos y baratos, MAGIA BRUGERIA COMO DOMINAR, FASCINAR Y ENCANTAR.,


MAGIA BRUGERIA COMO DOMINAR, FASCINAR Y ENCANTAR.

Magia brujería, magia blanca, magia negra, hechicería, embrujos, encantamientos, amarres de pareja.
Ya di varias pautas necesarias para comenzar a practicar la fascinación. También hemos aprendido técnicas para “manipular” nuestra energía y transferirla a lugares y personas. Ahora ahondemos un poco más en el tema:
El arte de dominar a una persona es una técnica que a simple vista para muchos es sencilla. Todo lo contrario, el aprendiz tardará cerca de tres meses en adquirir mínimamente esta capacidad y solo si ha practicado lo suficiente como para poder modificar las energías y transferirlas. Es por eso que como iniciados es preciso que comiencen ahora mismo con la práctica. Para eso te daré algunos trucos sencillos que a partir de hoy experimentarás diariamente con las personas.
· Fascinar con la mirada: Relee el ejercicio de la sección 2. Es necesario que aprendas a usar tu imaginación, esto es de vital importancia en la magia. Deberás practicar como expandir la energía a través de tu cuerpo. Dijimos que la energía puede proyectarse por el pensamiento, la palabra, el aire, los ojos y las manos. Una vez aprendida la técnica, en la fascinación con la mirada simplemente deberás mirar a la persona fijamente, imaginando que desde tus ojos fluye la luz de ese sol cargada con las sensaciones o emociones que quieras transmitirle (amor, odio, felicidad, malestar, etc.). En caso de que tu intención sea enamorar, atraer o insinuar, deberás ubicarte a una distancia cercana a tu “blanco” y efectuar una serie de trucos con los ojos, que estoy seguro, muchas veces habrás hecho: primeramente, deberás realizar la técnica de arriba, transmitiendo sentimientos de amistad, amor y excitación. Luego, en el momento en que la persona te mire, inclinaras levemente tu cabeza, como si estuvieras avergonzado/a al tiempo que le echas una rápida mirada. Enseguida volverás a levantar tus ojos nuevamente, pero esta vez mantendrás tu mirada por unos segundos clavada en sus ojos. Volverás abajar la vista y efectuaras una pequeña sonrisa. Harás esto unas tres veces en un lapso de diez minutos. Luego lo harás una cuarta vez, solo que ahora levantaras tu cabeza y miraras a la persona fijamente durante unos seis segundos imaginando que la energía que fluye con la luz que sale de tus ojos la envuelve. Luego estarás en condiciones de levantarte y comenzar la relación, y de aplicar la proyección a través de las manos o el aire cuando te acerques a la persona.
Proyectar con las manos: Esta técnica se usará en el momento de estrechar una mano e imaginaras que tu energía emana de ellas y pasa a la otra persona. Del mismo modo, te cargarás de emociones a transferir. El “apretón” deberá ser seguro y prolongarse unos segundos. Al mismo tiempo que estrechamos la mano podemos utilizar la fascinación, transmitiendo energía también a través de la mirada fija.
· Proyectar con el aire: La técnica ya fue explicada anteriormente en la sección número 2. Esta proyección sirve tanto para conjurar un lugar como a una persona que se encuentre cerca de ti. Deberás inhalar por la nariz y exhalar por la boca.
· Conjurar con la palabra en la brujería:
Magia brujería, magia blanca, magia negra, hechicería, embrujos, encantamientos, amarres de pareja.

Aquí se deberás tener en cuenta la situación en la que te encuentras. Dependiendo de ello y de tu intención utilizarás un tono de voz determinado. Aquí, para reforzar las palabras del conjuro, puedes utilizar simultáneamente la fascinación o cualquiera de las proyecciones anteriores.
· Conjurar con el pensamiento: A través del pensamiento eres capaz de liberar una gran cantidad de energía. Solo debes desear lo que quieres con mucha pasión y repetirlo mentalmente un par de veces. La persona u objeto conjurado puede estar presente o no. Si estás bien entrenado, eres capaz de conjurar a la distancia. Una técnica muy eficaz consiste en efectuar el conjuro durante la noche, cuando nuestro “blanco” duerme, tal como lo explique en la sección anterior. Recostado en tu cama te relajaras e imaginaras el rostro de la persona en cuestión. Luego le hablaras mentalmente o en voz alta (siempre teniendo la imagen en tu cabeza), y le ordenaras, con firmeza y autoridad que haga tal o cual cosa, que sienta tal sentimiento, o tal dolor en el cuerpo, o que se empiece a fijar en ti, confesándole tu amor y tus sentimientos, imagina una reacción favorable de la persona hacia ti. El tono de la voz variara de acuerdo a tu intención. A este proceso lo harás durante la noche cinco minutos, dos o tres veces durante la noche.

Vale aclarar que se recomienda la noche para que el conjuro tenga más efecto en el receptor. Pero este “truco” vale para cualquier hora del día en el que la persona se encuentre “vulnerable”. ¿Cuántas veces hemos dicho la frase “esa persona me encanta” o “esa persona me fascina”? Miles, todo el tiempo. ¿Pero lo decimos por convencionalismo o porque en realidad sin darnos cuenta, efectivamente, el otro produjo un pequeño “clic” en algún lugar de nuestra cabeza? El aprendiz debe entender que, aunque no tenga atractivo físico, puede tener otros talentos y virtudes: la timidez, que suele dar la sensación de “bueno, tierno, sensible o cariñoso”, una linda sonrisa o mirada, una linda voz, sentido del humor, creatividad, un buen intelecto, etc. Son muchas las cosas que tenemos a nuestro favor, solo necesitamos conocernos a nosotros mismos lo suficiente como para decidir cómo explotarlas y aprovecharlas al máximo para “conquistar”, “dominar” y “atraer” a otra persona. Todo aspirante a brujo debe aprender a “fascinar” y “encantar” de acuerdo a sus deseos y a diferencia de una persona común y corriente, cumplirlos en el acto o en su defecto, en el menor tiempo posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario