domingo, 1 de noviembre de 2015

POR QUE SE USAN LAS PIEDRAS EN EL SANTO AFRICANO


POR QUE SE USAN LAS PIEDRAS EN EL SANTO AFRICANO



POR QUE SE USAN LAS PIEDRAS EN EL SANTO AFRICANO

Los Africanos creían que el santo se marchaba de la tierra, iba al cielo y después regresaba a esta en forma de lluvia. Que esa agua caía en los ríos y estos se convertían en piedras chinas que toman el color según el orisha (algunas blancas, otras negras, otras amarillas y rosa, otras carmelitas y así sucesivamente). Ellos siempre veneraban a los ríos porque ahí estaba la representación de los orichas africanos. Si el lector conoce un poco de geografía del continente africano, se dará cuenta de que donde esta Nigeria hay 16 ríos; el principal lleva el nombre de Changó y los otros 15 desembocan en éste.

Tales piedras se recogían y a una por una se les iba preguntando con coco si tenían el espíritu de algún santo en particular. Si con el coco decían que sí, entonces se les preparaba y lavaba con el omiero de Osaín. Omiero significa el baño que se da a las piedras con 21 hierbas y otros
ingredientes como pescado ahumado, la jutía, la cantidad de pimienta de guinea equivalente al número del santo, agua bendita, manteca de corojo miel de abeja, manteca de cacao, el aché de la cabeza y cascarilla. Estos baños los prepara el Oriate con la ayuda de otros santeros, ya que uno solo no lo puede hacer, siempre debe estar acompañado el Oriate en ésta ceremonia. Para preparar los baños de las piedras, se colocan en la estera 21 hierbas (no pueden ser menos de 21) y se les saca bien el zumo, ya que éste es el que da vida a ésos espíritus.

Por eso, Osaín es el Dios mas importante, él es la vida misma de esta tierra y el dios curandero. El osanista tiene el conocimiento de todos los ewes (hierbas) los que curan y matan; tienen una facultad muy grande pues con ellas salvan las personas de la misma muerte o las cura de una enfermedad mala. Después se hace el sacrificio de los animales. La sangre de los animales fortalece y da fuerza a ése espíritu para que se desarrolle y crezca, y para que el santo pueda hablar a sus
10


hijos. Si no hay sacrificio, el caracol no habla. ( del mismo modo que si el niño no es amamantado por su madre, no crece ni se fortalece). Lo mismo sucede con el santo, tiene que haber sacrificio. Desde el comienzo del mundo ha existido el sacrificio para alcanzar un milagro. En todas las creencias, se ha sacrificado algo a Dios ya los dioses. Lo mismo pasa con el continente africano; quizá ahí sea primitivo, pero muy espiritual. Recuerden que aquel que no esté lleno espiritualmente estará vacío y carecerá de todo lo bueno que tiene el ser humano.